Una Solución efectiva: créditos rápidos online

Posted by in Consejos financieros

Todos, en algún momento de nuestras vidas, hemos tenido una dificultad financiera que nos ha impedido realizar una u otra actividad, o nos ha creado un trauma económico de los que es difícil escapar y que poco a poco, comienzan a convertirse en una bola de nieve sin control. Es en esos momentos cuando pensamos en acudir a una entidad financiera y solicitar un préstamo, pero entonces vemos todo el papeleo y requisitos y terminamos por desistir.

¿Qué podemos hacer?: Gracias a la tecnología y a la necesidad de inmediatez que surgió desde hace ya un par de años, algunas organizaciones, como ¡QuéBueno!, vieron su oportunidad en los créditos rápidos destinados a solventar gastos imprevistos y emergencias que no se pueden aplazar ni un minuto más.

De acuerdo a esto, nos surgen algunas preguntas.

¿Cómo funcionan los créditos rápidos?: Esta modalidad de préstamos se basa en la concesión de cierta cantidad de dinero (no muy elevada), sin requerir mayor documentación ni papeleo debido precisamente, a esa baja importe.

Estos créditos rápidos cuentan con diversas ventajas, entre las que destacamos:

  • Se pueden solicitar vía internet, tan solo completando un formulario con mínima información.
  • No se requiere presentar montones de documentación como lo ocurre con los préstamos bancarios.
  • Sabes si te han concedido o no el crédito en cuestión de minutos tras enviar la solicitud.
  • Recibes el dinero en tu cuenta bancaria el mismo día en que solicitas el crédito, si ha sido aprobado.

Gracias a estas cualidades, cualquier persona, aún sin historial crediticio, puede solicitar un crédito rápido.

¿En qué puedo y en qué no puedo utilizar un crédito rápido?: Por supuesto, si lo necesitas con urgencia, es porque debes cubrir un gasto de valor no muy elevado cuanto antes.

Situaciones en las que es recomendable su uso son por ejemplo:

  • Para ajustar tú presupuesto y llegar a fin de mes.
  • En caso de una urgencia médica.
  • Para pagar una multa.
  • Para darte algún capricho.
  • Para poder disfrutar completamente de un

Sin embargo, no te recomendamos solicitarlos para los siguientes casos:

  • Invertir en proyectos.
  • Adquirir bienes y servicios de mucho coste.
  • Y otros asuntos de elevado valor comercial.

¿Cómo puedo cancelarlo?: Tras obtenerlo, es solo tu responsabilidad devolverlo en la fecha con la cual te has comprometido, lo que no resulta complicado teniendo en cuenta que la cantidad de dinero no es muy elevada y el plazo es de un máximo de 41 días. Eso sí, cuanto menor sea el número de días a devolver la suma prestada, menores serán los intereses.

Podemos concluir diciendo que los créditos rápidos son una gran solución a los problemas financieros que no hemos previsto en nuestro día a día.