En Xcaret se siente el encanto y maravilla de la mitología maya

Posted by in Consejos

En la localidad de Xcaret queda el recuerdo del rico mundo mitológico de una gran civilización precolombina. Sucede que los Mayas son un pueblo politeísta. Sus hermosos mitos explican el origen del mundo. Ostentan una verdadera cosmogonía. Muchas de sus creencias aún tienen eco en el presente. En la web Xcaret está el Xcaret del turismo, pero también existe esa otra referencia a sus leyendas e historia antigua.

En buena medida, el famoso parque temático de nuestros días es un vestigio. Un testimonio de esa riqueza de creencias de que los mayas han legado. También; en sus espacios se aprecian ruinas de pirámides, de templos y de construcciones precolombinas. A todo esto se suma una infraestructura turística de primera. Igualmente, playas y paisajes maravillosos.

Los libros sagrados del universo de los mayas

La mayoría de los textos de este pueblo son incinerados por los conquistadores españoles. No obstante, algo de su literatura ha logrado sobrevivir hasta nuestra época. De hecho, se puede afirmar que los libros más importantes son los siguientes: el Popol Vuh, los textos del Chilam Balam y llamadas Crónicas de Chacxulubchen.

El Popol Vuh: describe el origen del universo a partir del panteón de las deidades mayas. Se mencionan los tanteos para la creación de los seres humanos. Igualmente, las aventuras de los gemelos Hunahpú e Ixbalanqué. Este par de personajes logra derrotar a los señores de Xibalbá, quienes dominan el inframundo.

Chilam Balam: con este nombre se conocen varios libros donde se relata la vida, historias y costumbres de los pueblos mayas. Son redacciones elaboradas entre los siglos XVI y XVII. Están escritos en idioma indígena y ordenados cronológicamente en base a los katunes (periodos de aproximadamente 20 años, derivados del calendario de los Mayas).

Crónicas de Chacxulubchen: son escritas por el cacique Ah Nakuk Pech. En este texto se narra el punto de vista de los indígenas vencidos en la conquista de Yucatán. Es una fuente importante para conocer la religión de estos pueblos, así como su rica mitología. Si bien no es un libro religioso, en sus párrafos están plasmados los modos de vida y creencias de los habitantes de Mesoamérica.

Al visitar Xcaret, los turistas reciben charlas sobre todos estos temas. Además, se explica que muchas de las ruinas precolombinas del parque son de templos. Se trata de edificaciones donde aún se siente el poder del culto a los antiguos dioses precolombinos.

El origen del hombre según la mitología maya

Los Mayas dan por sentado que los dioses crean al hombre. Específicamente, son las deidades llamadas Tepeu y Kukulkán quienes dan forma y otorgan aliento vital al género humano. Es entonces cuando empiezan a tantear con diversos materiales.

El ser humano es creado primero de fango, pero ocurre que se deshace con el agua de lluvia. Acto seguido, deciden desechar a este primer hombre y elaboran a otro. Esta vez, el material seleccionado es la madera. No obstante, esta se quema con facilidad y no tiene alma. Finalmente, el ser humano definitivo es realizado con maíz.

Lo antes dicho deja en claro porqué el maíz es el alimento sagrado para los mayas. El ser humano debe consumirlo ya que es la materia con la cual está concebido. En tal sentido, el maíz tiene un gran poder y su ausencia resulta mortal para los pueblos que habitan sobre la tierra.

Xcaret y los dioses de este pueblo precolombino

Hay gran cantidad de dioses en la cosmogonía de los mayas. Algunos de los más importantes son: Kukulkán (la serpiente emplumada), Huracán (Dios del viento), Tepeu (señor del cielo), Mulzencab (Dios de las abejas) y Patán (señor del inframundo de Xibalba).

Sus dioses muchas veces representan arquetipos y modos de vida, sucesos de la naturaleza o son metáforas. Se trata de un universo religioso de gran riqueza y de una belleza narrativa importante.

En el caso de Xcaret, sucede que está presente la imagen de una deidad femenina: la diosa Ixchel. Ella representa el amor y la fecundidad. Por ese motivo, una costumbre recurrente en los mayas consiste visitar a esta diosa su altar ubicado en la isla de Cozumel. Se trata de un ritual similar a una peregrinación, la cual parte desde las riberas del actual parque de Xcaret. Es una travesía que se hace en lanchas y que implica ciertos rituales especiales.

Hay que tener en cuenta que Ixchel es una deidad muy especial. Está representada por la luna. Además, hace milagros y favores. Tal vez, su cualidad más relevante es que ayuda a las mujeres para que logren cumplir su sueño de alcanzar la maternidad. No en balde sucede que ella es la deidad de la fecundidad, del amor, del hogar y la familia. Se trata de la imagen femenina más importante de la cosmogonía del pueblo maya.

Uno de los parques temáticos más hermosos del mundo

En Xcaret los viajeros y visitantes pueden sentir que se sumergen en el mundo de la civilización precolombina. Además de los templos y restos de sus construcciones, el lugar está pensado para rememorar a esta antigua cultura. De hecho, el trayecto para visitar a la dios Ixchel se replica, usando embarcaciones y vestimentas indígenas.

La idea es ambientar a las personas en torno al eje del parque temático. Se trata de una experiencia inolvidable. Sin duda, es un viaje que vale la pena hacer. Pocos lugares hay en el mundo donde se pueda disfrutar de tantas opciones culturales, de entretenimiento y de una indudable belleza natural.